jump to navigation

Solidaridad entre resistencias 25 abril 2006

Posted by perspectivas in América Latina, Cuba, Información alternativa.
trackback

Por Pável Blanco Cabrera

Al digno pueblo de Cuba, de las dignas comunidades indígenas zapatistas y el EZLN

Durante la reunión de adherentes a La Otra Campaña en Tlaquiltenango Morelos –tierra de Rubén Jaramillo, veterano zapatista y militante comunista asesinado por el gobierno de Adolfo López Mateos- el Subcomandante Insurgente Marcos anuncio que el día 17 de abril “El Chompiras”, camión de la Junta de Buen Gobierno de la Realidad, trasladaría las 8 Toneladas de maíz y dos tambos de gasolina, cada uno de 200 litros, aporte de el EZLN y las comunidades indígenas zapatistas en solidaridad con el pueblo de Cuba; compromiso planteado desde la VI Declaración de la Selva Lacandona, lanzada en Junio del año pasado. Además de esa manifestación de solidaridad internacional entre resistencias, se anuncio también el traslado de una tonelada de maíz para la resistencia en El Batan, en Querétaro, y para la Yerbabuena en Colima. Ese mismo día recibimos la invitación para acompañar desde San Cristóbal de las Casas al Puerto de Veracruz a los compañeros zapatistas las siguientes organizaciones políticas de izquierda adherentes a La Otra Campaña: Unidad Obrera y Socialista (UNIOS), Corriente en Lucha por la Revolución Socialista, Partido de los Comunistas, Unidad Nacional de Organizaciones Populares de la Izquierda Independiente (UNOPII), además de La Otra Campaña en Veracruz y Chiapas y el colectivo de la Revista Rebeldía. La VI Declaración explica muy bien el porque de esa decisión del EZLN, al tiempo que expresa solidaridad también con otros procesos anticapitalistas en América Latina y Europa. Durante su estancia en la Ciudad de Oaxaca la Comisión Sexta del EZLN informo que las comunidades zapatistas habían concluido el proceso de recolección del maíz, además de pronunciarse contra las agresiones que el pueblo de Cuba sufrió por parte del Hotel Sheraton en complicidad con el gobierno mexicano. Juntar el maíz es difícil considerando los huracanes que azotaron Chiapas.

A las 20:00 del día 17 llega a San Cristóbal “El Chompiras” y el “Catalán”. Son casi 10 horas el camino que han hecho desde La Realidad. El día 18 muy temprano acompañando a los dos vehículos salimos en caravana para un viaje de casi 15 horas hasta el Puerto de Veracruz, enfrentando dos revisiones del Ejército Federal, la más grave antes de cruzar la caseta de cobro de Cosamaloapan, donde agresivamente toman fotografías a cada uno y con descaro anotan placas, exigen datos. El prepotente subteniente Mendoza del 83 Batallón de Infantería instruye autoritarias órdenes a sus subordinados para abrir groseramente las puertas de “El Chompiras” y el “Catalán”, explica nervioso que se trata de una revisión cotidiana, pero minutos antes un soldado nos dijo que tenían instrucciones de recabar todos los datos del paso de la solidaridad zapatista. Se le reclama que su acción atenta contra la liberad de transito y demás garantías individuales, pero mecánicamente continua dando instrucciones a los militares para revisar el maíz, los tambos de gasolina y fotografiarnos a todos.

Al llegar al Puerto de Veracruz nos recibe la solidaridad del Caracol Veracruzano.

Al día siguiente se inician los trámites para descargar el maíz en el muelle y entregarlo al barco que se encargara de trasladarlo a Cuba. No hay ceremonias, es una solidaridad que no busca la fotografía, ni ostentar nada; es algo que tiene más valor, cumplir la palabra y solidarizarse. En una sencilla conferencia de prensa en el famoso café La Parroquia, en representación de las comunidades indígenas zapatistas hablan los compañeros Doroteo y Zeta, ellos explican contundentemente con sencillez y honor: “Trasladamos de todo corazón el maíz criollo, que es nuestro alimento, en solidaridad con el digno pueblo cubano por su ejemplo de 40 años de resistencia, porque el que resiste es un ejemplo de dignidad.” Toma la palabra por la Corriente en Lucha la compañera Rosa Maria, ella resalta el significado histórico de que el maíz se entregue precisamente el día en que se esta cumpliendo el 45 Aniversario de la derrota del imperialismo norteamericano en Playa Girón y explica muy bien el porque de la solidaridad abajo y a la izquierda, entre las dos resistencias fundamentales de nuestro tiempo: la Revolución Cubana y el EZLN.

En nuestro turno los comunistas solo tocamos las siguientes ideas: La VI y La Otra Campaña pretenden materializar lo más difícil en las luchas sociales: cumplir la palabra. En México Fidel hizo en nombre del M-26 la siguiente promesa que fue honrada con su cumplimiento, “En 1956 seremos libres o seremos mártires”. La Palabra fue cumplida, en noviembre de ese año, de Tuxpan Veracruz partió el Granma a su cita con la liberación. El EZLN honra la palabra empeñada en La VI Declaración de la Selva Lacandona. Los comunistas somos testigos del más hermoso gesto de solidaridad del pueblo mexicano, pues las comunidades indígenas zapatistas entregan lo que les es vital, a pesar de su difícil situación económica agravada por los desastres naturales del otoño pasado.

Los tramites son difíciles, no hay comisión de recepción, la entrada a la aduana es burocrática, muchos, muchos obstáculos. El Chompiras entra al muelle con dos mantas al lado, que dicen “Entre los pueblos en resistencia nos solidarizamos, en este caso con el cubano”, algunos compas cantan La Internacional, otros entonan el Himno Zapatista; se despliega la bandera del EZLN. Un nuevo internacionalismo esta naciendo y lo sentimos en la piel, los ojos de los compañeros de la Junta de Buen Gobierno de la Realidad tienen un brillo similar al de la estrella solitaria; ven las tranquilas aguas del mar, del Golfo de México, por donde hace 50 años paso en silencio el Yate Granma con Fidel, Raúl, el Che y también algunos mexicanos, haciendo agua. Muchos dudaron entonces que la revolución triunfaría, muchos no creen hoy que en México la rebelión nacional anticapitalista logre sus objetivos. Llegan más policías, un fuerte operativo, nos rodean, todos reímos. Reímos también cuando un tonto, reportero, editor, o director del Sol de México divulga la noticia de que el EZLN ha enviado maíz a la contrarrevolución cubana. De eso se trata el mundo que queremos cambiar: de mentiras, falsificaciones, represión desprecio, explotación, despojo y el único antídoto es precisamente que la palabra tenga valor, precisamente porque se cumple, que las resistencias se solidaricen entre si, que el internacionalismo del Che se haga cotidiano en las luchas. Quien no entienda la solidaridad del EZLN para con el digno pueblo de Cuba no esta comprendiendo que se abre una etapa nueva para la liberación de nuestros pueblos.

No habrá obstáculos, como no los hubo para El Chompiras, ni burocráticos, represivos, o incomprensiones tontas que impidan la dignidad de las resistencias que se enlazan y se protegen.

Veo ahora las fotografías de las jornadas del Comando Elías Contreras del EZLN desgranando el maíz, y llenando los sacos con una serigrafía alusiva a la solidaridad del zapatismo con Cuba, esos mismos costales que por minutos pisotearon los soldados mexicanos. La solidaridad es mayor, además han resistido el maíz transgenico.

Los comunistas estamos orgullosos de atestiguar esta solidaridad histórica.

* Pável Blanco Cabrera. Dirección Colectiva del Partido de los Comunistas, México.

Más información y fotos en:

http://enlacezapatista.ezln.org.mx/la-otra-campana/303/

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: