jump to navigation

Manifiesto contra la Monarquía 25 febrero 2006

Posted by perspectivas in Lucha por las libertades, Memoria histórica.
trackback

Por Contra la monarquía

La ciudadanía exige democracia. El Estado no es un negocio familiar.
Rechazamos las instituciones medievales. Monarquía equivale a injusticia.
Contra la arbitrariedad y por la dignidad de las instituciones públicas.

Ante la cercanía del 75º aniversario de la proclamación de la Segunda República Española, un grupo de artistas e intelectuales de Madrid ha decidido promover la redacción y presentación pública de un Manifiesto contra la monarquía, al objeto crear un estado de opinión social que conduzca a la apertura de un debate entorno a la cuestión de la legitimidad de las instituciones públicas en nuestro país, su representatividad, transparencia, laicidad y separación de poderes.

Cada día es más difícil ocultar la existencia de un importante sector de la sociedad, que reclama un mayor grado de legitimidad para sus instituciones públicas; que exige seriedad y transparencia, justicia y representatividad.

Un país moderno no puede mantener en su cabeza a un personaje designado por uno de los más execrables genocidas del Siglo XX. La jefatura de Estado de una nación actual, no puede ser un negocio familiar. España no es una hacienda privada, y su ciudadanía no puede ser objeto de herencia como si se tratara de ganado. Todas las personas del mundo son iguales en derechos, libertades y obligaciones, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica o nacimiento. Nacimiento.

La cosa pública debe estar constituida en república. La ciudadanía debe poder elegir periódicamente a sus representantes en libertad y sin miedo. Es algo tan lógico, que sin duda acabará imponiéndose a los intereses de unos pocos privilegiados. Porque la única soberanía, es la del Pueblo en mayoría.

Sirvan estas líneas de exhorto a quienes formen parte de alguna asociación cultural, medio de comunicación, sitio web, bitácora, sindicato, colegio profesional, partido político o grupo de presión. Es nuestro deseo invitarles a convertirse en portavoces de quienes algún día, podrán ejercer sus derechos, y elegir libremente las personas que ocuparán la totalidad de los cargos públicos del país, empezando por la Jefatura del Estado.

Anuncios

Comentarios

1. HEGEMON - 28 abril 2006

Análisis y sensatez.

Si me dieran a elegir una forma de gobierno, yo pediría republica (no nacional, claro, la mía seria mundial), pero no es eso ¿verdad? Si hablamos de democracia…cuantas cosas barrería; independencia real del poder judicial (véanse las fiscalías de colores), fin a la disciplina de partido (eso para los cuarteles) en las cámaras de representación popular solo debe existir el debate, y la discusión constructiva.
Lo laico se impondrá, es inevitable, pero si se piensa que lo religioso es un modo humano inferior o atrasado, se cae en un complejo de superioridad muy propio de creyentes, ese de estar uno en posesión de la verdad. Si que me gustaría en ese afán suyo un reconocimiento al avance en apoyo a la democracia de las religiones que lo han hecho, y una condena clara de esas que pisotean derechos humanos. El que les escribe es apostata y no creo mas que en la especia humana y su futuro.
Decirles, que yo no soy monárquico (aunque si de ideología conservadora), pero me parece que decirle a alguien personaje, no es ponerle a nuestra altura (que ya lo esta) sino muy por debajo lo cual es injusto. Fue designado por un genocida, de acuerdo, pero son muchos los genocidas elegidos democráticamente (usa) y otros a los que no se puede toser (china).
En cuanto al voto libre y sin miedo, creo que este es un país en el que se podría alentar mucho al voto valiente, se debe dar una voz de alarma cuando nos ponen unas bombas, damos un paso atrás y votamos al que pensamos que nos sacara del conflicto. La realidad es que lo civilizado, lo democrático que es lo mas humano, estará en guerra con lo tirando y salvaje hasta que lo primero sea universal.
¡Republica, republica…! No, señores, no. ¡Democracia y humanismo!


Sorry comments are closed for this entry

A %d blogueros les gusta esto: